Cuidados para Perro Pomerania

Cuidados básicos para la raza pomerania

Pomeranias son una raza activa y no pueden ser confinados, y necesitan ejercicio diario para su salud física y mental. Necesitan compañía y, por supuesto, paseos. Estas son sólo algunas cosas en las que hay que pensar antes de adquirir un pomerania. Gracias a su pelaje, el Pomerania es resistente al frío y puede vivir al aire libre. Sin embargo, para mantener el pelaje en perfectas condiciones, necesita un aseo regular.

Lo mejor es cepillarlo a diario. Algunos propietarios optan por el recorte. También es importante prestar atención al adiestramiento y a la socialización para evitar problemas de comportamiento molestos, como los ladridos excesivos. Para obtener una buena respuesta, hay que enseñarles bien.

Cuidados propios de la raza

Es una raza que se sabe que sufre algunos problemas de rodilla, luxación rotuliana y rótula es común en perros pequeños. Para evitar cualquier molestia, es importante no saltar, tener cuidado en las escaleras y mantener el peso sobre la rodilla para no lesionarla.

También es frecuente que los cachorros de pomerania tengan la fontanela abierta. Por lo tanto, es importante evitar golpes y lesiones en la parte superior del cráneo en esta etapa.

Salud y cuidados de los perritos Pomerania

Los pomerania tienen un metabolismo muy rápido. Debido a sus pequeños estómagos, queman energía más rápidamente, por lo que comen menos, pero más a menudo. Por lo tanto, es necesario dar un alimento que contenga los nutrientes necesarios (calorías y proteínas) y una croqueta lo suficientemente grande para las características de su boca.

Esta raza requiere un cuidado especial de su pelaje para mantenerlo siempre impecable y evitar problemas de piel. El cepillado debe realizarse al menos dos veces por semana, pero debería hacerse a diario para eliminar el pelo suelto. También hay que bañarlos una vez al mes o cada dos meses para limpiarlos a fondo, y siempre hay que tener cuidado de utilizar el champú adecuado para cuidar su piel sensible. Debido a su gran cantidad de pelo, se recomienda mantenerlos en una zona fresca y a la sombra, especialmente durante los meses de verano.

También es importante prestar atención a la dieta y al ejercicio, ya que esta raza puede ganar peso fácilmente y esto es muy peligroso para el corazón. Una pequeña cantidad de comida de alta calidad es importante para mantenerlos sanos. Por su tamaño, puede parecer que no necesitan mucho ejercicio, pero es todo lo contrario. Querrán salir a pasear, correr y jugar, pero no darles estas oportunidades no sólo hará que tengan un temperamento más brusco, sino que también podría provocarles malestar.

Aunque su Pomerania necesita ser educada y socializada desde cachorro para convertirse en un animal bien adaptado y sociable cuando sea adulto, hay algunas cosas que debe tener en cuenta cuando cuide a su Pomerania. Un pomerania caprichoso puede convertirse en un perro agresivo y es muy difícil de controlar, por lo que el adiestramiento debe ser firme y estricto.

Utilice un limpiador especial para el cuidado de los ojos y los oídos. Algunas personas cepillan los dientes de su perro con regularidad con una pasta de dientes especial para perros y un cepillo de dientes. Si acostumbras a tu perro a estos cuidados desde cachorro, podrás prevenir el sarro de forma eficaz. Otros productos recomendados son los snacks dentales para perros y los masticables secos para perros pequeños.

¿Qué cuidados necesita un perro Pomerania?

El pomerania es un perro que se enorgullece de su salud general, pero necesita algunos cuidados básicos. El pelaje de esta raza es largo y esponjoso y debe cepillarse de tres a cuatro veces por semana, preferiblemente una vez al día.

Los Pomerania de pelo corto no necesitan tanto aseo, pero no se engañe, no existe tal cosa. Un pomerania de pelo corto es un pomerania normal con un buen aseo y nada más. Gracias a su pelaje y a la ayuda de un buen peluquero, podemos darle el popular aspecto de un panda o de un león.

El punto débil de esta raza son sus débiles ojos, que son propensos a infecciones como la conjuntivitis y se curan fácilmente. No es algo de lo que haya que preocuparse demasiado siempre que se realice el examen veterinario recomendado para cada raza. A continuación, puede obtener más información sobre este tipo de infecciones.

Físicamente, el Pomerania no necesita muchos cuidados, unos paseos al día, jugar con otros perros y correr al aire libre son suficientes. Nunca se debe forzar a esta raza a hacer ejercicio, ya que no está preparada para ello, a pesar de su ascendencia.

También te puede Interesar:

 

 

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad